¿Es fiable la Ley de Segunda Oportunidad? Cómo te ayuda a recuperar tu vida libre de deudas

Es muy normal que te preguntes si es fiable la Ley de Segunda Oportunidad, y desconfiar cuando te dicen que es posible liberarte de tus deudas.

Muchas consultas que recibimos tienen que ver con esta duda tan habitual, porque hay mucha información sobre este mecanismo legal pero no siempre se explica adecuadamente.

La Ley de Segunda Oportunidad es, cada vez, una solución más esperanzadora para muchos particulares y autónomos que pasan por una situación de endeudamiento.

Es posible que pienses que “todo esto es muy bonito y suena muy bien”, pero luego tengas mil dudas:

“Dónde van a parar mis deudas…

Cómo es posible que los acreedores dejen de perseguirme…

No me creo que mis deudas “desaparezcan” sin más…

Dónde está la “trampa” de esta Ley…”

Pues bien, como abogados expertos en Ley de Segunda Oportunidad podemos asegurarte que esta herramienta legal no sólo es totalmente fiable.

También es segura, funciona, y puede ser la solución legal que tú también necesitas para salir de una situación económica difícil y volver a empezar.

es fiable la ley segunda oportunidad

Entendemos que a veces es difícil entender que puedan borrarse, así sin más, las deudas que has ido acumulando y que te mantienen en una situación económica delicada.

Es difícil pensar que haya una solución legal que haga desaparecer de un plumazo una carga de obligaciones económicas que llevas tiempo sin poder asumir.

Y es normal que no te fíes.

Cualquiera puede pasar por un mal momento, las cosas se tuercen y sin darte cuenta empiezas a acumular deudas con proveedores, bancos y entidades financieras, o deudas de créditos públicos, por ejemplo, con Hacienda o la Seguridad Social.

A todo ello se une que cuando no puedes pagar tus deudas suele llegar un momento donde te bloqueas y no sabes por dónde tirar o qué hacer para salir de esa situación.

Es posible que alguien te haya hablado de que existe una forma legal de eliminar tus deudas, pero no sepas cómo acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad o si es una opción para ti.

Pues la respuesta a tu duda es SÍ, es completamente fiable.

La Ley de Segunda Oportunidad tiene un objetivo: ayudarte a resolver tu situación de insolvencia para que puedas recuperarte de un fracaso económico y volver a empezar.

Dicho de otro modo, cumple una finalidad social que es, precisamente, ofrecerte la posibilidad de eliminar de forma parcial o total una carga económica que no puedes asumir en un momento puntual de endeudamiento.

Pero también, y aunque te pueda parecer contradictorio, también protege de alguna forma los derechos de cobro de tus acreedores.

¿Y esto por qué?

Es muy posible que pienses que “nadie regala nada”, y mucho menos cuando debes dinero.

Pero en realidad, lo único que debes tener bien claro es:

Primero, saber si esta Ley es para ti.

En este sentido te puedes acoger a ella si eres persona física, particular, autónomo o empresario, tanto español como extranjero residente en España, o extranjero con la mayoría de tus negocios en nuestro país.

No podrías hacerlo, sin embargo, si eres una persona jurídica con deudas o en situación de insolvencia, porque en este caso tendrías que acudir a la vía del concurso de acreedores.

Segundo, conocer los requisitos para acogerte a este mecanismo legal.

Saber cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad te ayudará a conocer si en tu caso concreto puedes beneficiarte de ella para eliminar tus deudas de forma parcial o total.

Dicho de otro modo, si cumples todos los requisitos que se piden para solicitar tu segunda oportunidad, puedes tener la tranquilidad de que con esta Ley vas a liberarte, de verdad, de tus deudas (parcial o totalmente).

Si es fiable la Ley de Segunda Oportunidad… ¿por qué suele haber dudas?

Las dudas son habituales en quienes, como tú, atraviesan una situación económica difícil.

Es posible que tus recelos vengan de la información que has leído, que te resulte confusa o no entiendas bien los conceptos y requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad.

También puedes desconfiar porque, si fuera tan fácil, crees que todo el mundo se beneficiaría de este mecanismo legal.

La realidad es, aunque parezca contradictorio, que la Ley de Segunda Oportunidad puede ser la mejor opción para ti, pero no para otra persona en situación parecida a la tuya.

Esto significa que todo depende de tus circunstancias personales, laborales, profesionales y las deudas que tengas, es decir, de valorar en su conjunto si te merece la pena o no acogerte a este mecanismo legal.

Por eso es tan importante asesorarte y saber qué deudas puedes cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad y cuál de las dos opciones que te ofrece esta herramienta jurídica te interesa más.

¿Te siguen quedando dudas sobre si es fiable la Ley de Segunda Oportunidad?

Esto es lo que debes saber para tu tranquilidad desde el punto de vista normativo:

La Ley de Segunda Oportunidad (Ley 25/2015 del 28 de julio) es real, existe desde 2015, y está aprobada y publicada en el Boletín Oficial del Estado.

Con la reforma de la Ley Concursal en septiembre de 2022 entran en vigor una serie de cambios en este mecanismo legal que han supuesto mejoras importantes en la normativa sobre exoneración de deudas en España.

Derribando objeciones a la Ley de Segunda Oportunidad

Alrededor de este mecanismo legal también circulan bulos e información confusa que puede llevarte a dudar sobre si es fiable y si merece la pena intentar esta solución para acabar con tus deudas.

Estas son las más habituales:

“Esta Ley sólo vale si eres particular o autónomo”

Es cierto que si eres persona jurídica no puedes acogerte a ella, pero es así porque en este caso las situaciones de insolvencia se resuelven acudiendo a otro mecanismo legal que es el concurso de acreedores.

“No me fío de que las deudas desaparezcan del todo”

Hay quienes creen que las deudas no se eliminan, sino que quedan ahí, en algún sitio.

La realidad es que las deudas que se te perdonan con la Ley de Segunda Oportunidad desaparecen de verdad, no pasan a ningún lado ni se queda nadie con ellas.

“Si me acojo a esta Ley no podré volver a pedir un crédito ni tener tarjetas”

Es una duda muy habitual pensar que la consecuencia de acogerte a este mecanismo legal es no poder volver a pedir financiación o tener tus tarjetas de crédito como antes.

En realidad, es justo lo contrario, porque al liberarte de tus deudas sales de los ficheros de morosos y esto te permite volver a acudir a los bancos.

Eso sí, puede ocurrir que alguna entidad financiera privada que concede préstamos pueda ponerte pegas en base a su política particular de financiación, pero son casos aislados.  

“No me fío de que se me cancelen todas las deudas”

Recibimos muchas consultas con esta duda porque la mayoría de personas desconocen qué deudas se pueden cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad.

Cada caso es distinto, pero vas a poder cancelar la mayoría de las deudas, incluyendo, hasta cierto límite, las deudas con Hacienda, la Seguridad Social y otras Administraciones Públicas.

Las únicas deudas que no se te van a cancelar son las que legalmente no puedan exonerarse (perdonarse), como son, por ejemplo, las derivadas del pago de la pensión de alimentos.

“Puede que me quiten las deudas, pero no me creo que dejen de cobrarme intereses o se paren los embargos que tengo”

Existe mucho desconocimiento sobre las consecuencias de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, en especial cuando hay procedimientos ejecutivos en trámite o embargos.

Por ejemplo, es posible que no sepas cómo parar un embargo judicial o qué pasa con este embargo si te acoges a la Ley de Segunda Oportunidad.

Pues bien, cuando solicitas la LSO todos los embargos que tengas en trámite se paralizan y tus acreedores no van a poder pedir el embargo de tus bienes al Juez.

Los intereses de tus deudas, por otro lado, dejan de devengarse, y los procedimientos ejecutivos se paralizan.

Como puedes comprobar, la Ley de Segunda Oportunidad tiene muchas ventajas, por lo que puedes fiarte al 100% de este mecanismo legal si decides utilizarla para salir de tu situación de endeudamiento.

Hasta qué punto es fiable la Ley de Segunda Oportunidad para resolver tu situación de insolvencia

Sabemos que deber dinero es motivo de preocupación y estrés para cualquiera, y más aún cuando pasa el tiempo y la deuda va creciendo sin que puedas hacer frente a su pago.

En estas situaciones tan delicadas cuesta mucho trabajo fiarse de una Ley que, supuestamente, te va a permitir eliminar todas esas obligaciones económicas que no puedes cumplir.

Recibimos muchas consultas sobre el funcionamiento de esta Ley, porque también suele haber confusión con las dos posibles vías a elegir para acogerte a ella.

Como cada una de ellas es diferente y con sus propios efectos es normal que te preguntes si es fiable la Ley de Segunda Oportunidad en caso de aplicarse a tu caso concreto.

¿Por qué decimos esto?

Porque tu situación es única y hay que analizarla para que decidas lo que más te conviene, pero siempre teniendo en cuenta que podrás quitarte una parte o toda tu deuda, según la vía que elijas.

¿Qué diferencia hay entre una y otra opción?

La primera es la exoneración definitiva, donde puedes cancelar la totalidad de tus deudas a cambio de liquidar tu patrimonio, incluyendo tu vivienda habitual, según el caso.

Esta opción puede convenirte a ti, pero a otras personas no, por eso debes valorar tu situación con tranquilidad y asesorarte legalmente para elegir lo que más te convenga.

La segunda es la exoneración provisional, que se diferencia de la anterior porque aquí conservas tus bienes, pero tienes que plantear un plan de pagos a tus acreedores que requieren cumplir ciertos requisitos.

En este caso, una vez que termines de cumplir el plan de pagos, que se adapta a tu capacidad económica, consigues liberarte del resto de la deuda de forma definitiva.

¿Es más fiable una opción que otra?

NO, porque depende de tu situación particular.

Entonces… ¿Qué pasa después de la Ley de Segunda Oportunidad?

Pues que, elijas una u otra opción, en ambos casos se te perdonan tus deudas, en una vía de forma parcial y en la otra de forma total.

En resumen:

Puedes tener la tranquilidad de que esta herramienta legal puede cambiarte la vida y resolver tu situación de insolvencia de forma definitiva.

Esta Ley es completamente fiable, es legal y funciona, y cada vez son más los particulares, autónomos y empresarios que se liberan de las deudas y pueden comenzar de nuevo.

Tu caso es único y debe valorarse de forma personalizada con la ayuda legal especializada para que decidas la opción que más te convenga según tus necesidades e intereses.

Con este objetivo trabajamos en NO QUIERO DEUDAS, una firma legal integrada por varios despachos de abogados de Madrid, Barcelona, Oviedo, Cáceres y Málaga, expertos en ayudarte a solucionar situaciones de insolvencia económica como la tuya.

Si te quedan más preguntas tenemos las respuestas, y puedes resolverlas contactando con nosotros para una consulta gratuita y sin compromiso.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo.