Requisitos Ley Segunda Oportunidad 2024: cómo puedes liberarte de tus deudas

Si te estás preguntando por los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad este 2024 es porque pasas por un mal momento económico y has pensado en esta opción legal.

Muchos particulares, autónomos y empresarios decidieron el año pasado acogerse a la Segunda Oportunidad y conseguir, por fin, liberarse de sus deudas.

Parece que en 2024 la previsión va a continuar al alza, pero muchas personas siguen teniendo dudas:

¿Puedo acogerme a este mecanismo legal en mi caso concreto?

¿Hay alguna novedad para este año que deba saber?

¿Los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad en 2024 siguen siendo los mismos?

¿Cómo sé si me conviene o no acogerme a esta Ley?

En este artículo te detallamos todo lo que debes saber desde este mismo momento para valorar si quieres acogerte en 2024 a la Segunda Oportunidad.

Si has sufrido un revés económico y necesitas comenzar de cero libre de deudas y cargas económicas, en No Quiero Deudas podemos ayudarte como abogados especialistas en la Ley de Segunda Oportunidad.

requisitos ley segunda oportunidad 2024

Tranquilidad porque si ya sabías en qué consiste este mecanismo legal, en este momento no hay cambios significativos para 2024.

Esto no significa que no se implementen modificaciones a la Ley, y de hecho es muy posible que lleguen algunas novedades a lo largo del año que puedan afectarte.

Pero hoy por hoy, nuestra recomendación es que, si te has decidido a acogerte a la Segunda Oportunidad, te asesores legalmente y solicites su beneficio cuanto antes.

Como sabes, cuando has sufrido un revés económico y no puedes pagar tus deudas es complicado salir adelante sin ayuda.

Esta Ley es, precisamente, una solución pensada para quienes suelen cumplir con sus pagos, pero se encuentran en una situación de insolvencia por un fracaso personal o empresarial debido a circunstancias puntuales.

La Ley busca el equilibrio entre deudor y acreedores, porque te ofrece dos opciones a elegir si quieres cancelar tus deudas de manera parcial o total, pero también protege el interés de los acreedores y sus derechos de cobro.

Repasamos los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad en 2024

Seguro que te preguntas cómo saber si cumples o no los requisitos que exige este mecanismo legal si quieres acogerte a la Ley en este año 2024.

Pues bien, la Segunda Oportunidad funciona para muchos particulares y autónomos en situación de insolvencia, pero NO es para todo el mundo.

Es decir, debes valorar bien tus circunstancias para determinar si te interesa y te compensa acudir a esta vía legal.

Por ejemplo, si tu deuda es pequeña no es la solución que estás buscando, y así hay que analizar punto por punto de la Ley.

Para 2024 se mantienen los siguientes requisitos si quieres acogerte a la Segunda Oportunidad:

Tienes que ser una persona física

Puedes ser particular, o un autónomo empresario con un negocio que no ha funcionado.

Si eres una empresa o sociedad mercantil con problemas de insolvencia no puedes utilizar esta opción legal, porque tienes que acudir a la vía del concurso de acreedores.

Debes ser insolvente

Se requiere el requisito de la insolvencia, es decir, tener muchas deudas que no puedes pagar o encontrarte a punto de ser insolvente, es decir, que en un plazo de los tres próximos meses preveas que vas a estar en esta situación.

Se entiende que no tienes patrimonio suficiente para cumplir con los pagos que tienes pendientes.

Ser lo que se denomina “deudor de buena fe”

Esto significa, básicamente, que no te hayas endeudado a propósito sabiendo que no ibas a poder pagar tus obligaciones económicas.

Dicho de otro modo, la Ley exige que tu conducta haya sido honesta, y que no hayas actuado de forma engañosa para llegar a la situación de insolvencia.

Se considera también que hay buena fe por tu parte cuando no te hayan condenado en los 10 años anteriores a solicitar el beneficio de esta Ley por ningún tipo de delito económico o patrimonial.

El requisito de la buena fe ha ido evolucionando desde que se puso en marcha la Ley de Segunda Oportunidad y hasta septiembre de 2022, cuando entra en vigor la reforma de la Ley Concursal, eras tú quien debía demostrar la buena fe.

Para ello tenías que cumplir una serie de requisitos, pero ahora ser deudor de buena fe se presume en función de una serie de conductas que si se dan demuestran que hay buena fe, y viceversa.

El Juez valora en tu caso concreto todas las circunstancias para determinar si hay por tu parte buena fe.

Además, tras la reforma son tus acreedores y no tú quienes tienen que demostrar que no eres un deudor de buena fe.

Tienes que tener como mínimo deudas de dos acreedores distintos

Es decir, si sólo debes dinero a un acreedor no puedes utilizar este mecanismo legal.

Es necesario, al menos, que tengas deudas con dos acreedores distintos.

Ojo porque se considera acreedor también al que estés pagando, pero le debas dinero.

Es decir, si tienes una hipoteca con un banco la entidad bancaria también se considera acreedor de cara a pedir la Segunda Oportunidad.

Estas son algunas de las deudas que puedes tener a efectos de acogerte a este mecanismo legal:

  •  Deudas de tus tarjetas de crédito que crecen cada vez más.

  •  Deudas con entidades financieras o bancarias: préstamos, créditos, microcréditos, y otros similares.

  • Deudas por créditos públicos, como son las que tengas con Hacienda o con la Seguridad Social, muy habituales por ejemplo, si eres autónomo y no puedes pagar tus cuotas, entre otros gastos de tu actividad.

  • Las deudas con Hacienda son de lo más habitual, y generan mucha preocupación cuando no puedes pagarlas, por el miedo a las consecuencias de no hacerlo.

  • Deudas con proveedores o de suministros.

 

Límite al importe de la deuda

La cuantía de la cantidad adeudada no puede ser superior a los 5 millones de euros.

No haberte acogido antes a esta Ley con estos requisitos

Se requiere también que no te hayas beneficiado de este mecanismo legal en los plazos siguientes:

  • 5 años si decidiste utilizar la opción de liquidar la masa activa.
  • 2 años si decidiste optar por la opción del plan de pagos.


Si crees que cumples este 2024 con todos estos requisitos puedes acogerte a los beneficios de la Segunda Oportunidad.

Las ventajas de la Ley de Segunda Oportunidad continúan en 2024

Seguro que sabes que este mecanismo legal ha evolucionado y sufrido diferentes modificaciones desde que se implementó en España en el año 2015.

Muchas personas se preguntan si es fiable la Ley de Segunda Oportunidad, y en la mayoría de los casos es porque no saben bien si les compensa o interesa en su situación concreta.

Pues bien, en este año 2024 las nuevas ventajas de esta opción legal que se implementaron con la reforma de la Ley Concursal en 2022 siguen estando vigentes.

Esto significa que, de momento, puedes seguir beneficiándote de ellas si decides acogerte a este mecanismo legal.

Te las recordamos de forma resumida para animarte a pedir la Segunda Oportunidad:

El proceso es más rápido y ágil porque ha desaparecido la fase extrajudicial y directamente se pasa a la fase judicial.

Así, lo que antes podía durar tres años o más ahora se resuelve en un plazo de entre 12 y 18 meses

De esta forma el procedimiento es mucho más corto, si bien es fundamental que te pongas en manos de abogados expertos en esta Ley.

Al acortarse el proceso se reducen sus costes, porque ya no necesitas notario, ni mediador concursal.

Esto significa que el procedimiento es más económico, lo que te supone un ahorro de más del 30% sobre lo que suponía antes acudir a esta vía legal.

Puedes decidir si mantienes tu vivienda, que se protege más ahora, porque tú eliges si quieres cancelar las deudas sin entregar tu casa o al revés.

Una vez dependerá de cada supuesto concreto, por eso es tan importante asesorarte y valorar todas tus opciones.

Ahora puedes liberarte de la deuda que mantienes con entidades públicas hasta un límite de 20.000 euros (10.000 con la Seguridad Social y otros 10.000 con la Agencia Tributaria).

Muchos autónomos y empresarios acumulan esta deuda como una gran losa que les impide salir adelante, y antes no quedaba claro que pudieran cancelarse.

Ahora sí, aunque este tema es posible que sufra modificaciones a lo largo de 2024.

¿Habrá novedades con la Ley Segunda Oportunidad en 2024?

Todo indica que durante este año 2024 van a cambiar las cosas y surgirán novedades en este mecanismo legal.

El motivo es, principalmente, que hay pendientes de resolución varias cuestiones prejudiciales que se han ido planteando al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

De forma sencilla, se trata de “preguntas” o dudas que nuestros Tribunales han remitido al TJUE, y que según se vayan resolviendo pueden afectar a la Ley de Segunda Oportunidad tal y como está planteada ahora.

La resolución de estas cuestiones prejudiciales es importante porque pueden suponer mayores beneficios para los deudores que se acojan a este mecanismo legal.

Los temas objeto de estas cuestiones prejudiciales que están pendientes de resolución por el Tribunal Europeo afectan, principalmente, a la buena fe como requisito para acogerse a esta Ley, y a la exoneración de los créditos públicos.

La primera cuestión pendiente de resolver este 2024 por el TJUE se refiere a la exoneración (perdón) de las deudas públicas, como son las de Hacienda y Seguridad Social.

Tras la reforma de la Ley Concursal se estableció un límite de 20.000 euros en la exoneración de deudas públicas, lo que se considera beneficioso para estas entidades, pero perjudicial para el deudor.

Se ha planteado la discusión sobre si esto contradice lo que dispone la Directiva del Parlamento Europeo sobre ello, que habla de perdón de deudas sin limitaciones, entre otros puntos importantes.

A partir de estas dudas de interpretación entre lo que indica la Directiva Europea y lo que indica la norma española, la Audiencia Provincial de Alicante decide plantear esta cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, pendiente de resolver en este 2024.

Otra cuestión que se ha planteado al TJUE se refiere al requisito actual de no haber sido sancionado los últimos 10 años por infracciones tributarias muy graves.

Ahora se plantea es si es posible pedir la Segunda Oportunidad en el supuesto de que esa infracción ha sido cometida por el deudor no de forma engañosa o fraudulenta, sino por actuar negligentemente.

Además, hay una tercera cuestión controvertida pendiente de resolver por el Tribunal Europeo que trata sobre el requisito actual de la buena fe del deudor para acogerse a la Segunda Oportunidad.

Ya sabemos qué se considera buena fe y los cambios suscitados con este requisito, pero queda pendiente para 2024 el pronunciamiento del Tribunal Europeo en este sentido sobre la relevancia de este requisito.

Todas estas cuestiones están pendientes de resolución durante este año y la decisión del Tribunal de Justicia Europeo puede modificar la actual Ley de Segunda Oportunidad tal y como la entendemos ahora y los requisitos y modo de acceder a sus beneficios y ventajas.

¿Hay novedades en la Ley Segunda Oportunidad en 2024 con las modalidades a elegir para liberarte de las deudas?

En el momento actual y tras la reforma de la Ley Concursal tienes dos opciones para elegir si decides acogerte a la Segunda Oportunidad en 2024.

No es que una opción sea mejor o peor que otra, sino que, según tu caso y tus circunstancias personales, patrimoniales y económicas, te vendrá mejor una u otra solución.

De forma sencilla puedes elegir entre una de estas dos vías para liberarte de tus deudas:

Cancelar la totalidad de tus deudas liquidando tu patrimonio.

Si eliges esta opción te liberas de todas tus obligaciones económicas, pero pierdes tu patrimonio, que incluye la vivienda habitual y todos tus bienes (coches, muebles, joyas…).

Ojo a las deudas públicas, porque si las tienes y eliges esta vía se te cancelan solo hasta el límite de 20.000 euros (10.000 Hacienda y 10.000 Seguridad Social) y si tienes más que esa cantidad deberás hacer un plan de pagos.

Cancelar una parte de tus deudas y hacer un plan de pagos.

Esta opción te permite la posibilidad de salvar tu vivienda familiar, es decir, mantener parte de tu patrimonio, cancelando una parte de tus deudas y planteando a tus acreedores un plan de pagos.

Lo habitual es optar por la cancelación de las deudas cuyo pago sea mucho más difícil y el resto abonarlas poco a poco con un plan de pagos que puedes asumir.

Cuando has cumplido todo el plan de pagos (tienes un plazo de 3 a 5 años) se produce la cancelación definitiva de tus deudas.

Resumiendo, tú decides, pero antes es fundamental valorar pros y contras de cada opción, qué deudas tienes pendientes de pago, y si cumples los requisitos de la Segunda Oportunidad.

Para ayudarte a empezar de nuevo trabajamos en NO QUIERO DEUDAS, una firma legal formada por despachos ubicados en Madrid, Barcelona, Oviedo, Cáceres y Málaga, expertos en resolver situaciones de insolvencia como la tuya.

Te animamos a contactarnos para contarnos tu historia y nuestros abogados especialistas en la Ley Segunda Oportunidad te harán una valoración gratis y sin compromiso.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo.