¿Qué pasa si no pago la hipoteca? Consecuencias y soluciones para liberarte de tu deuda

Cuando estás pensando en qué pasa si no pagas la hipoteca es porque tienes un problema: te estás dando cuenta de que no puedes hacer frente a tus obligaciones de pago.

Posiblemente la compra de tu casa sea la inversión más importante que hagas en tu vida.

Sabemos-y tú también- que en la mayoría de los casos la compra de una vivienda va unida a una hipoteca.

Todo puede ir bien, pero también se te pueden complicar las cosas y encontrarte en un momento dado con que no puedes pagar la hipoteca.

¿Qué puede pasar?

¿Cómo va a actuar el banco?

¿Vas a perder tu casa?

¿Qué puedes hacer si te resulta imposible pagar la hipoteca?

En este artículo te aclaramos como abogados expertos en la Ley de Segunda Oportunidad qué pasa si no pagas la hipoteca y posibles soluciones legales si no puedes hacer frente a las cuotas hipotecarias.

qué pasa si no pago la hipoteca

Si formalizaste en su día una hipoteca para la compra de tu vivienda, seguro que tienes clara tu responsabilidad con el cumplimiento de los pagos.

Lo que posiblemente no sepas con certeza es lo que pasa si no pagas la hipoteca.

En muchas ocasiones las cosas no salen como pensamos y puede que la crisis, un problema laboral o un fracaso económico te coloque en una situación apurada para cumplir tus obligaciones con las cuotas hipotecarias.

¿Qué ocurre entonces?

Es evidente que el banco no va a quedarse de brazos cruzados cuando empiezas a demorarte con los pagos.

El hecho de retrasarte a la hora de pagar las cuotas mensuales de tu hipoteca ya tiene consecuencias:

✔ Consecuencias negativas para tu economía:

Si no pagas la hipoteca el banco te va a aplicar intereses de demora y recargos por los retrasos, lo que supone que la cantidad que debes va a seguir creciendo.

✔ Consecuencias negativas para tu calificación de solvencia:

El impago de la hipoteca te perjudica si el día de mañana tienes que pedir otros préstamos, afectando a tu puntuación crediticia.

Las entidades de crédito tendrán en cuenta si cumples o no con tus préstamos y obligaciones de pago, por lo que deber dinero de la hipoteca se valora como un riesgo financiero alto.

✔ Consecuencias negativas desde el punto de vista legal:

No pagar te expone a que el banco decida interponer un proceso de ejecución hipotecaria con todo lo que conlleva, incluyendo embargos y la posible pérdida de tu vivienda.

No puedo pagar la hipoteca… ¿qué ocurre si el banco inicia una ejecución hipotecaria?

Uno de los mayores miedos cuando tienes un préstamo hipotecario y empiezas con problemas para pagar es enfrentarte a las consecuencias legales del impago.

Las palabras “juicio”, “ejecución” o “embargo” asustan a cualquiera.

Pero la preocupación principal sigue siendo siempre perder la vivienda.

Pues sí, no pagar la hipoteca de tu casa puede llevarte a quedarte sin ella.

Esto es porque la garantía de pago de tu hipoteca es la casa que compras.

De esta forma, si no cumples con los pagos la entidad bancaria puede embargar la vivienda para subastarla y cobrarse la deuda.

Esto ocurre cuando el banco inicia el proceso de ejecución hipotecaria, un procedimiento judicial mediante el que tu banco va a cobrar la deuda que mantienes con ellos ejecutando la garantía (es decir, tu vivienda).

¿Me van a ejecutar la hipoteca si me he retrasado en dos o tres mensualidades?

La respuesta es NO.

Antes de 2019 si debías tres cuotas de la hipoteca el banco ya podía iniciar la ejecución hipotecaria.

Con la entrada en vigor de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario la situación cambia, beneficiando y protegiendo al deudor hipotecario.

¿En qué te afecta esta nueva Ley?

Principalmente en que ningún banco va a poder iniciar la ejecución de tu hipoteca porque dejes de pagar 3 o 4 cuotas.

La Ley 5/2019 indica unos plazos mínimos para que tu banco pueda aplicar la cláusula del vencimiento anticipado, que son:

Si te retrasas en los pagos de las cuotas dentro de la primera mitad del plazo para devolver tu hipoteca, tu banco puede iniciar el proceso de ejecución cuando hayas dejado de pagar 12 mensualidades o la cantidad equivalente al 3% de la cantidad que te prestaron.

Si el retraso en los pagos ocurre en la segunda mitad del plazo para devolver la hipoteca el banco puede ejecutar la hipoteca cuando debas 15 mensualidades, o el dinero equivalente al 7% de la cantidad prestada por tu entidad bancaria.

Recuerda que tu banco tiene obligación de avisarte de que has llegado a ese número de impagos un mes antes de utilizar la cláusula de vencimiento anticipado y decirte que procederá a reclamarte la totalidad de la deuda.

 

¿Qué pasa si no pago la hipoteca y el banco inicia la ejecución hipotecaria?

Cuando tu entidad bancaria utiliza la cláusula de vencimiento anticipado, el segundo paso va a ser interponer una demanda judicial en el Juzgado de 1ª Instancia del lugar donde se encuentre tu vivienda.

El Juzgado te requiere para que pagues la deuda en su totalidad: la hipoteca que queda pendiente de pago, las cuotas que debes, los recargos e intereses y los gastos del procedimiento.

Una vez recibas la demanda puedes pagar la cantidad adeudada en el plazo de 30 días.

Si no lo haces, el Juzgado ordenará la subasta de tu vivienda, que se celebrará el día y hora que se señale.

La casa se adjudica al mejor postor (quien ofrezca una cantidad mayor por tu vivienda), y no puja nadie por ella se la puede quedar el banco.

El último paso (y el más delicado) es tener que abandonar tu vivienda para entregarla al nuevo propietario.

Ojo porque en caso de no irte, se presentará una comisión judicial para obligarte a desalojarla, lo que se denomina desahucio o lanzamiento.

Una ejecución hipotecaria suele tardar de media unos 8 meses, sin contar con 12 o 15 meses previos de impago que son necesarios por Ley para que tu banco ponga en marcha el proceso.

¿Y si después de la subasta de mi casa todavía debo dinero al banco?

Como ya imaginas, tu banco lo que quiere es recuperar el dinero que te dejó en su día.

Pero en ocasiones tu casa se vende por una cantidad que no cubre la deuda que tenías por el impago de la hipoteca.

Puede pasar en etapas de crisis económica o momentos en los que baja el precio de la vivienda.

¿Qué ocurre en estos casos?

Básicamente sigues teniendo una responsabilidad como deudor, y esto significa que el banco puede seguir procediendo contra ti para cobrar las cantidades que estén pendientes.

La entidad bancaria pedirá al Juzgado el embargo de tus bienes tanto presentes como futuros en cantidad suficiente para cubrir lo que debes todavía.

Por ejemplo, puedes encontrarte con un embargo de tu nómina, de tus cuentas bancarias, o de otros bienes que tengas en propiedad.

Ahora bien, recuerda que no te pueden embargar de cualquier manera ni lo que quieran, sino siguiendo siempre el orden de los embargos que establece el artículo 592.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

¿Puede ocurrir que mi deuda hipotecaria prescriba y no me puedan reclamar?

Si acudimos a la Ley la respuesta sería SÍ, dado que la acción hipotecaria prescribe a los 20 años a contar desde el día de su vencimiento, según indica el artículo 1964.1 del Código Civil.

Esto significaría que el banco ya no podría reclamarte las cantidades debidas.

Sin embargo, en la realidad es muy difícil que esto ocurra, sobre todo porque los bancos tienen muy controlados los impagos, que hoy en día se supervisan por medio de sistemas informáticos.

De esta forma es casi imposible que una entidad bancaria deje pasar un plazo tan amplio sin requerirte en algún momento de pago, lo que interrumpe el plazo de prescripción de la deuda.

Qué opciones legales tengo si no pago la hipoteca

La buena noticia es que, si no puedes pagar tus deudas, entre ellas la de tu hipoteca, hay distintas soluciones para resolver tu situación.

Nuestras recomendaciones iniciales son:

No tengas en cuenta la posibilidad de que tu deuda hipotecaria prescriba porque es casi imposible que esto ocurra.

No trates de ocultar tu situación económica al banco, es preferible que hables con ellos para intentar buscar una solución que te permita hacer frente a los pagos de forma realista.

Antes de negociar con tu banco analiza bien tus posibilidades económicas, y si estás en condiciones de hacer una propuesta de pago que puedas cumplir.

No te esperes hasta el último momento para buscar una solución a tu endeudamiento, cuantas más cuotas hipotecarias debas peor, es preferible tener tiempo para resolver el problema.

Nuestro Ordenamiento Jurídico dispone de varias Leyes que protegen a quienes, como tú, no pueden pagar la hipoteca, como la Ley Hipotecaria y la Ley de Segunda Oportunidad.

¿Qué puedo hacer si ya no puedo seguir pagando la hipoteca?

Cada caso es diferente, porque puedes haber dejado de pagar tu hipoteca y tener además otras deudas pendientes, por eso es importante que te asesores bien antes de decidirte por una u otra opción.

Estas son algunas posibles soluciones a valorar:

Vender tu casa

Por mucho que te cueste hacerlo, siempre será mejor que si la vivienda sale a subasta.

En este caso puedes, por un lado, cancelar tu deuda con el dinero que saques de la venta.

Por otro, es posible pactar con el comprador de tu casa que se subrogue en tu hipoteca, siempre que a tu banco le parezca bien esta opción una vez compruebe el perfil crediticio del comprador.

Renegociar con tu entidad bancaria las condiciones establecidas en la hipoteca

Esta opción te permite buscar una solución que se ajuste a tu situación económica actual y te permita cumplir con tus obligaciones de pago.

De esta forma puedes reestructurar la deuda y conseguir que se te prolongue el plazo para pagar la hipoteca o se modifiquen los intereses a pagar.

También es posible negociar el pago de una cuota mensual más pequeña que puedas asumir.

Otra vía es pactar una quita de tu deuda, que se valorará por tu banco según esté tu situación financiera en ese momento y si cumples los requisitos que te exigen para ello.

Por último, puedes optar también por pedir una moratoria hipotecaria, suspendiendo durante un tiempo los pagos de las cuotas, aunque se seguirán devengando intereses.

Estas medidas están enmarcadas dentro del llamado “Código de Buenas Prácticas Bancarias”, un sistema pensado para ayudar a personas que no pueden pagar la hipoteca con soluciones que les permitan conservar su casa, siempre que cumplan ciertos requisitos.

Optar por una dación en pago para saldar tu deuda

Mediante esta opción el Banco se queda con tu casa a cambio de que la deuda hipotecaria se cancele del todo.

Es una opción a tener en cuenta para evitar todos los gastos derivados de que el banco acuda a un procedimiento de ejecución hipotecaria.

El Código Civil contempla esta opción, si bien está supeditada a que tu banco dé su conformidad aceptando la dación en pago.

Utilizar el mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad

La Segunda Oportunidad se ha convertido para muchas personas que no pueden pagar la hipoteca en la solución para eliminar la deuda pendiente y empezar de cero.

Aunque sigue habiendo dudas sobre cómo acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, la realidad es que esta solución es cada vez más utilizada como medio para liberarse de las deudas.

Dicho de forma sencilla, este mecanismo te ayuda a quitar tus deudas pendientes en todo o en parte, siempre que cumplas los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad para acogerte a ella.

La Ley de Segunda Oportunidad como solución cuando no pagas la hipoteca

Sabemos la preocupación que genera deber dinero, y mucho más cuando tus deudas afectan a una propiedad tan importante como es tu hogar.

Muchas personas todavía desconocen qué deudas se pueden cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad y cómo funciona este mecanismo legal.

Pues bien, mediante la Segunda Oportunidad puedes pedir a un Juez que tus deudas se cancelen de forma parcial o total.

Entre estas deudas están las derivadas de los atrasos en el pago de las cuotas de tu hipoteca.

Además, las novedades de la Ley de Segunda Oportunidad  que entraron en vigor en 2022 con la reforma de la Ley Concursal protegen de forma especial la vivienda ofreciéndote alternativas para saldar tus deudas sin perder tu casa.

¿Qué debes tener en cuenta?

Puedes acogerte a esta Ley si eres autónomo, particular o empresario, pero NO si eres empresa (en cuyo caso debes utilizar la vía del concurso de acreedores).

La Segunda Oportunidad te ofrece la posibilidad de cancelar tu deuda por impago de una hipoteca y otras cantidades que debas, como las deudas por tarjetas de crédito, o las deudas con Hacienda y la Seguridad Social.

Es fundamental cumplir los requisitos que exige esta Ley para acogerte a ella, para lo que te recomendamos asesorarte con abogados expertos en Segunda Oportunidad.

¿Cómo funciona este mecanismo legal si tienes deudas por no pagar la hipoteca?

Hasta la reforma de 2022 era probable que perdieras tu casa si decidías acudir a la Segunda Oportunidad.

A partir de la reforma la situación cambia por la mayor protección que se concede a la vivienda familiar, lo que te permite elegir si quieres conservarla o no con dos opciones:

Cancelar todas tus deudas, pero liquidando tus bienes y patrimonio, lo que incluye perder tu vivienda.

Cancelar de forma parcial tus deudas conservando tu vivienda y presentando un plan de pagos a tus acreedores que puedas asumir.

Todo depende de tu situación particular y financiera, cuántas deudas tienes, cuánta hipoteca te queda por pagar, el valor de tu vivienda, y decidir si es mejor conservarla o no a cambio de que se te cancelen parte o toda tu deuda. 

¿Te ha quedado alguna duda?

¿Quieres que te asesoremos de forma personalizada para saber qué pasa si no pagas tu hipoteca y cómo puedes liquidar tu deuda?

¿Tu interés es conservar tu vivienda hipotecada?

Podemos ayudarte a valorar todas tus opciones legales y orientarte sobre si puedes acogerte a la Segunda Oportunidad.

En NO QUIERO DEUDAS trabajamos para ayudar a personas como tú que pasan un mal momento económico.

Nuestra firma legal agrupa despachos ubicados en Madrid, Barcelona, Oviedo, Cáceres y Málaga, aunque podemos atenderte en cualquier punto de España donde nos necesites.

Puedes contactarnos para asesorarte sin compromiso y recibir toda la información que necesitas.

h3

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo.