Qué bienes son inembargables y qué hacer si te enfrentas a un embargo

Si te preguntas qué bienes son inembargables seguro que tienes un problema económico y es probable que te preocupe un posible embargo.

Sabemos lo difícil que resulta tener deudas y ver cómo no puedes pagarlas por muchos esfuerzos que haces.

La amenaza de un posible embargo siempre está ahí, junto al lógico miedo a perder tus bienes y tu patrimonio por culpa de las deudas:

No sé qué pueden embargarme…

Desconozco si hay algunos bienes que no me pueden embargar…

No estoy al día de lo que dice la Ley sobre los embargos…

Me preocupa que me quiten mi casa…

Estas son algunas de las preguntas que seguro te estás haciendo, y que vamos a resolver en este artículo.

Recuerda que, si estás en situación de endeudamiento y eres particular, autónomo o empresario, puedes olvidarte de los embargos y de tu preocupación por no poder cumplir tus obligaciones de pago con la Segunda Oportunidad.

Como abogados expertos en Segunda Oportunidad podemos ayudarte a resolver tu problema económico y liberarte de tus deudas para volver a empezar.

qué bienes son inembargables

Si debes dinero y tienes deudas pendientes de pago lo más probable es que pienses en cómo van a hacer tus acreedores para cobrar lo que les debes.

El embargo es uno de esos mecanismos legales a disposición de los acreedores cuando una persona no puede pagar sus deudas.

Se trata de una medida de ejecución forzosa cuyo objetivo es retener una parte de tus bienes o inmovilizarlos para que tus acreedores puedan cobrar las cantidades que tienes pendientes de pago.

Puede decretarse un embargo tanto en un procedimiento civil como penal.

El embargo puede ser ordenado por un Juez (embargo judicial) o puede ser administrativo (el que realiza una Administración, por ejemplo, un embargo de la Seguridad Social, o el que puede llegarte si tienes deudas con Hacienda ).

Para que te puedan embargar un bien es necesario que sea tuyo, que esté perfectamente identificado, y que no sea inembargable.

Entonces… ¿qué significa que un bien sea “inembargable”?

Básicamente que esos bienes, aunque podrían ser objeto de un embargo, no pueden embargarse porque así lo dispone la Ley.

Dicho de otro modo, se trata de bienes que gozan de una especial protección, y por tanto ningún Juez puede embargarlos para cubrir con ellos el pago de tus deudas pendientes.

Cuando un Juez dicta una orden de embargo, no lo hace sobre todo tu patrimonio considerado en su totalidad, sino que tus bienes se van a valorar de forma individualizada para determinar cuáles van a ser objeto del embargo.

Cada país tiene sus propias leyes acerca de los bienes considerados inembargables, y en España se recogen en el artículo 605 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

No olvides que, aunque tengas bienes inembargables siempre es posible encontrar otras fórmulas para entenderte con tus acreedores y pagar tus deudas, como puede ser acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, como luego veremos.

Qué bienes son inembargables: el artículo 605 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

La Ley distingue entre bienes absolutamente inembargables y bienes directamente relacionados con el deudor y sus circunstancias particulares y personales que, aun siendo inembargables, sí podrían ser objeto de embargo.

Los bienes que el artículo 605 de la LEC considera absolutamente inembargables

Se encuentran especificados en el artículo 605 de la LEC y son aquellos que no pueden embargarse nunca y bajo ninguna condición, entre los que están:

Los bienes que se han declarado inalienables, es decir, que no se pueden vender ni transmitir de forma legal a otra persona.

Por ejemplo, el derecho de uso o habitación, los bienes comunales, los productos mineros e hidrocarburos, o los bienes de dominio público del Estado, Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales.

Bienes que no tienen valor patrimonial en sí mismos, es decir, que su valor es escaso o no tienen ningún valor, y no servirían para pagar tus deudas, como pueden ser los derechos políticos, sociales o los personales (derecho a la vida, a la intimidad y otros).

Bienes que están declarados específicamente inembargables por una Ley o normativa legal.

Por ejemplo, la propiedad forestal, las concesiones de las carreteras, o los bienes patrimoniales del Estado o de la Seguridad Social.

Derechos accesorios que no sean alienables de forma independiente al derecho principal, es decir, que no pueden venderse por separado.

Por ejemplo, el derecho de tanteo y retracto, o los elementos comunes de un inmueble de viviendas en régimen de Propiedad Horizontal.

Los animales de compañía, que no pueden considerarse ni un bien ni una cosa, aunque sí podrían embargarse los beneficios que generen, por ejemplo, si tienes un caballo que compite en carreras y gana premios (podrían embargarte las cuantías de los premios).

Los bienes inembargables como deudor ejecutado que te podrían embargar

Son bienes que podrán embargarse o no en función de las relaciones con la persona concreta que es sujeto de la ejecución del embargo.

Dicho de otro modo, si tienes este tipo de bienes no significa que NO pueden embargártelos, todo va a depender de cada caso concreto.

Podemos distinguir dos grandes grupos: los bienes que se consideran necesarios para subsistir y los que protege específicamente la Ley.

Bienes que necesitas para subsistir

Dentro de este grupo estarían los muebles de tu vivienda y el menaje del hogar, tu ropa y la de tu familia.

Todo lo que el Juez considere que necesitas para subsistir tanto tú como tu familia es inembargable.

Pero si tienes un abrigo de pieles, que es una prenda de ropa no necesaria para subsistir, te lo podrían embargar.

Bienes que protege la Ley

Dentro de este grupo estarían:

Los libros, materiales e instrumentos que necesitas para desarrollar tu actividad profesional.

No pueden embargarte estos bienes si valor es desproporcionado respecto a la deuda que tienes.

Por ejemplo, tienes una máquina necesaria para trabajar que vale 30.000 euros y tu deuda es de 2.000 euros.

Los bienes sacros y los que se utilizan para el culto, ya que los centros dedicados al culto están especialmente protegidos (siempre que se trate de religiones registradas desde el punto de vista legal).

Aquí depende de cada caso que estos bienes sean o no embargables: si te gusta coleccionar piezas de culto y tienes una pieza particular tuya te la pueden embargar.

Pero si esa pieza es utilizada para celebrar misas por un sacerdote no puede embargarse.

Aquellas cantidades que se declaren inembargables por Ley.

Por ejemplo, si ganas menos del salario mínimo interprofesional (SMI) no te lo pueden embargar.

Pero si tu sueldo supera el SMI entonces te pueden embargar una parte de forma proporcional siguiendo los criterios establecidos en el artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Ojo porque el límite al embargo del salario mínimo interprofesional no es de aplicación cuando se trate de una deuda relacionada con una condena por impago de la pensión alimenticia.

En este caso será el Juez quien decida qué cantidad puede embargarse de tu salario.

¿Y qué ocurre con mi casa, pueden embargarme mi vivienda habitual?

La respuesta es SÍ, pueden embargarte tu casa, siempre y cuando un Juez lo haya decretado así.

Si sabes qué pasa si no puedes pagar la hipoteca también sabes que en esos casos podrías llegar a perder tu vivienda.

Pero también pude ocurrir si no pagas un préstamo e incluso si tienes una deuda con terceras personas.

No obstante, tu casa no es lo primero que te van a embargar, ya que en un embargo debe seguirse el orden de bienes para embargar establecido en el artículo 592 de la LEC, y en general tiene que tratarse de una deuda importante para acordar esta medida.

Esto se aplica en los embargos de cualquier bien inmueble, que en general NO se van a embargar si la deuda puede cubrirse con otros bienes y es pequeña.

OJO porque cada caso es distinto y si sólo tienes un inmueble como bien a embargar y no hay otra forma de que tus acreedores se cobren la deuda, te lo podrían embargar.

¿Qué hacer si el Juez embarga bienes que son inembargables?

La Ley de Enjuiciamiento Civil dice que, si un Juez dicta una orden de embargo sobre un bien inembargable, ese embargo es nulo de pleno derecho.

En este caso puedes pedir la nulidad del procedimiento ante el mismo Juzgado que ha decretado el embargo.

Esta nulidad tiene efectos retroactivos, y esto supone que una vez declarado el embargo nulo las actuaciones se retrotraen al momento en que el Juez dictó la resolución acordando el embargo.

Por tanto, tendrían que devolverte los bienes que te hubieran embargado indebidamente.

En cualquier caso, el embargo llega después de un proceso judicial o administrativo que te han ido notificando, por lo que vas a estar al tanto de todos los trámites.

Puedes evitar un embargo acogiéndote a la Ley de Segunda Oportunidad como opción para salir de un embargo

Cuando pasas por un bache económico puedes encontrarte con varias deudas y tus acreedores no van a parar hasta conseguir cobrarlas de una u otra forma.

Puedes encontrarte con un embargo de la Seguridad Social, por deudas que suelen ser el impago de tu cuota de autónomos o no pagar los seguros sociales de tus trabajadores.

Pueden surgirte dudas sobre si te pueden embargar todo el dinero de tu cuenta bancaria, o encontrarte con un embargo de tu nómina, lo que puede ocurrir por un embargo judicial o por uno administrativo.

Es muy posible que no sepas cómo parar un embargo judicial, y que llegues a un punto donde no sepas qué hacer para salir de tu situación de endeudamiento.

Pues bien, cada vez hay más particulares, autónomos y empresarios que consiguen liberarse de sus deudas acogiéndose a la Ley de Segunda Oportunidad.

Esta herramienta legal, en vigor desde 2015 y que ha ido pasando por sucesivas modificaciones, se ha convertido en la tabla de salvación para deudores en situación crítica.

Su objetivo es ayudarte a salir de tu situación de insolvencia para volver a empezar después de liberarte de forma parcial o total de tus deudas.

Después de la última reforma en 2022, que trajo importantes novedades en la Ley de Segunda Oportunidad, el proceso es más corto, más sencillo y más económico, y, además, puedes elegir si quieres conservar tus bienes y tu patrimonio.

Y hablando de embargos, una de las ventajas de este mecanismo legal es que los embargos se paralizan, sea cual sea la opción que elijas para acogerte a esta Ley:

➯ Si eliges la exoneración definitiva, que supone liquidar todo tu patrimonio, tus deudas se eliminan totalmente y por tanto ya no te pueden embargar nada.

➯ Si eliges la exoneración provisional, conservando tu vivienda y haciendo un plan de pagos con tus acreedores tampoco te van a embargar, porque parte de tu deuda se ha cancelado y el resto la estás pagando mediante tu plan de pagos. 

Nuestra recomendación es que actúes deprisa si quieres acabar con los embargos, para detenerlos cuanto antes y poner solución a tu problema de endeudamiento.

Ya son numerosos los casos de éxito de cancelación de deudas con la Segunda Oportunidad que hemos tramitado y podemos asegurarte que se puede salir de una situación de insolvencia.

Eso sí, para poder acogerte a este mecanismo legal tienes que cumplir los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad para que se te considere un deudor insolvente y puedas beneficiarte de ella.

Si te ha quedado alguna duda o tienes claro que quieres liberarte de tus deudas para volver a comenzar tu vida, nos gustaría ayudarte a conseguirlo.

NO QUIERO DEUDAS es una firma legal que ayuda a personas como tú que pasan por un momento económico delicado a liberarse de sus deudas, formada por despachos de Madrid, Barcelona, Oviedo, Cáceres y Málaga, expertos en resolver situaciones difíciles de endeudamiento.

Nos gustaría conocer tu historia para poder ayudarte, y para informarte sin ningún compromiso te animamos a contactarnos.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo.