Embargo de la Seguridad Social: qué te pueden embargar, los límites y cómo detener un embargo

¿Te enfrentas a un embargo de la Seguridad Social?

¿Tienes problemas para cumplir tus obligaciones económicas con la Seguridad Social y te preocupan los recargos, intereses de demora, o que te embarguen?

Pese a que la Seguridad Social no va a embargarte desde el momento que dejes de pagar para cobrar la deuda, es posible que adopte esta medida si no puede conseguirlo de otra manera.

En este artículo te explicamos cuándo y cómo puede llegarte un embargo de la Seguridad Social y qué medidas puedes tomar para evitarlo, incluyendo la opción de acogerte a la Segunda Oportunidad.

Si te agobian las deudas con la Seguridad Social y cualquier otra que tengas, como abogados expertos en Ley de Segunda Oportunidad podemos ayudarte.

Embargo seguridad social

Hay dos tipos de deudas principales que puedes contraer con la Seguridad Social:

NO pagar la cuota de autónomos.

NO pagar los seguros sociales de tus empleados.

Puede ser que no las pagues a tiempo en el plazo indicado o que simplemente, dejes de abonarlas porque no tienes liquidez para hacer frente a los pagos.

Esto puede suponerte un problema importante.

Por ejemplo, si no pagas la cuota de autónomos mensual puedes encontrarte con una inspección, además de tener que abonar un recargo que oscila entre el 10 y el 20% de la cuota.

De la misma forma, si no pagas los seguros sociales de tus trabajadores y uno de ellos tiene que coger una baja laboral, tendrías que hacerte cargo de abonar las prestaciones por incapacidad temporal.

Desconocer a partir de qué deuda te pueden embargar también es causa de preocupación, porque puedes pensar, erróneamente, que no pasa nada por deber un par de cuotas de autónomo o un par de meses de seguros sociales.

La realidad es que el problema lo tienes desde el momento que dejas de pagar.

Deber más o menos cantidad influye en que aumenta la deuda pendiente y tendrás que pagar luego más recargos e intereses, además de sufrir las consecuencias negativas de un embargo.

Las fases que llevan a un embargo de la Seguridad Social

Para que la Seguridad Social te embargue tienen que darse antes unos pasos previos desde el momento que dejas de cumplir tus obligaciones de pago.

Paso 1: los recargos e intereses de demora

La primera medida que va a tomar contigo la Seguridad Social es imponerte recargos e intereses de demora.

Su importe va a depender del tiempo que haya pasado y de que hayas o no cumplido tu obligación en materia de liquidación:

  • Si has cumplido dicha obligación, a partir del día siguiente que acaba el plazo voluntario de pago te van a imponer automáticamente un recargo del 10% en el mes posterior a la finalización del plazo para pagar, y un 20% si lo haces más tarde.

  • Si no has cumplido con la liquidación la Seguridad Social lo hace por ti y te da un plazo de pago con un recargo del 20% si pagas en dicho plazo, y si abonas la deuda más tarde el recargo llega al 35%.

 

OJO si tienes tarifa plana de autónomos, porque te quedas sin esta bonificación que se suspende si no abonas tu deuda a la Seguridad Social hasta que cumplas con los pagos pendientes.

Pero aún hay más, porque a los recargos debes añadir los intereses de demora que genera la deuda que suponen el interés legal del dinero más un 25%.

 Paso 2: el comienzo de la vía ejecutiva con la providencia de apremio

Imagina que sigues sin poder cumplir con tus obligaciones de pago más intereses y recargos en los plazos indicados.

En este caso la Seguridad Social inicia la vía ejecutiva para el cobro forzoso de la deuda contraída.

El procedimiento comienza con la providencia de apremio, una comunicación que se te notifica como deudor indicando que si no pagas la deuda en el plazo de 15 días te embargarán para cubrir el importe de la deuda.

Recuerda que la deuda ahora es mayor, porque al importe del principal añades recargos, intereses de demora y costas del proceso (los gastos que provoque el proceso de ejecución forzosa).

Cuando recibes esta notificación puedes hacer dos cosas:

Pagar la deuda.

Interponer un recurso de alzada, para lo que dispones de un mes de plazo desde la recepción de la providencia de apremio, y que va a suspender el procedimiento si se da alguno de estos motivos:

  • Has pagado la deuda, incluyendo recargos e intereses.
  • Te han concedido un aplazamiento para pagarla.
  • La reclamación ha prescrito.
  • Hay un error material o de cantidad en el importe de la deuda reclamada.
  • No te han notificado la reclamación de la deuda cuando procede, el acta de liquidación o las resoluciones que tengan que haberse generado.

 

 Paso 3: el embargo de la Seguridad Social

Si todo lo anterior no da resultado ha sido imposible cobrar la deuda, que sigue pendiente, la Seguridad Social procederá a embargar tus bienes para cubrir la totalidad de la misma.

Esto incluye el pago de los recargos, intereses de demora y costas del procedimiento si proceden.

La Unidad de Recaudación Ejecutiva es la entidad que se ocupa de buscar información de tus bienes y te notifica una valoración que puedes recurrir en 15 días si no estás conforme.

¿Qué bienes pueden ser objeto de embargo por la Seguridad Social?

La Seguridad Social realiza el embargo de tus bienes en el orden indicado por los artículos 96 y siguientes del Reglamento de Recaudación de la Seguridad Social, que es:

  • Dinero que tengas en efectivo o en cuentas bancarias.
  • Créditos y derechos que se puedan convertir en dinero.
  • Títulos, valores o instrumentos financieros como letras del Tesoro que puedas tener.
  • El capital social que puedas tener en forma de acciones de una sociedad anónima o participaciones en una sociedad limitada.
  • Rentas que percibas, por ejemplo, si tienes un negocio alquilado.
  • Sueldos o prestaciones, con los límites que marca la Ley.
  • Bienes muebles o vehículos.
  • Bienes y propiedades inmobiliarias, incluyendo si llegara el caso el embargo de tu vivienda habitual.

Los límites al embargo por la Seguridad Social

Aunque te pueden embargar lo que sea necesario para saldar la deuda pendiente siguiendo el orden anterior, hay una serie de límites al embargo por la Seguridad Social, que se indican en el artículo 607 de la LEC:

Primero, NO pueden embargarte tu nómina o sueldo si está por debajo de la cantidad estipulada para el salario mínimo interprofesional vigente en el momento del embargo.

A partir del salario mínimo interprofesional (SMI) la cuantía que pueden embargarte sigue estos parámetros:

  • Para la primera cuantía adicional hasta la que supone el importe del doble del SMI te pueden embargar el 30%.
  • Para cantidades adicionales hasta un importe equivalente a tres veces el SMI te pueden embargar el 50%.
  • Para la cantidad adicional hasta el importe equivalente a cuatro veces el SMI pueden embargarte el 60%.
  • Para cantidades adicionales hasta cinco veces el SMI pueden embargarte el 75%.
  • Para cualquier otra cuantía que exceda de las cantidades anteriores el embargo puede ser del 90%.

 

Segundo, la Ley General de la Seguridad Social dispone en su artículo 38.5 que hay que respetar en el embargo el principio de proporcionalidad, es decir, que siempre que se pueda deben embargarse bienes que tengan un valor inferior al de la deuda.

Tercero, la Seguridad Social no puede embargar los bienes y derechos considerados inembargables por Ley, como pueden ser los animales de compañía.

Cuarto, tampoco puede embargar aquellos bienes cuyo embargo no sea rentable porque suponga un coste mayor el proceso que lo que se vaya a conseguir para pagar la deuda.

Tus opciones para detener un embargo de la Seguridad Social

Llegados a este punto seguro que te preguntas, si no puedes pagar tus deudas, qué puedes hacer para evitar una situación tan desagradable como un embargo.

Opción 1: pagar la deuda pendiente

Esta es la solución más obvia y sencilla, y evitas que el embargo llegue hasta el final y perder los bienes embargados.

Si consigues un dinero para poder pagar tu deuda, puedes hacerlo en cualquier fase del procedimiento de apremio hasta el momento que se adjudiquen los bienes embargados.

Si pagas la deuda pendiente en el plazo de 15 días naturales a contar desde que recibiste la notificación con la providencia de apremio no tendrás que pagar intereses de demora.

Transcurridos esos 15 días te pueden exigir los intereses de demora.

Las formas de hacer el pago son:

  • Ingreso en el número de cuenta que se indica en la providencia de apremio.
  • En cualquiera de las entidades colaboradoras de la Tesorería de la Seguridad Social, pudiendo hacerlo en efectivo, con cheque o mediante transferencia.
  • Por vía telemática en la Sede Electrónica de la Seguridad Social.

 

Sin embargo, la opción de pagar la deuda pendiente es poco probable, puesto que se sobreentiende que no has pagado porque te resulta imposible atender tus obligaciones económicas.

Por tanto, es difícil que dispongas del dinero para hacer frente a la deuda, y lo más probable es que te encuentres en una situación de endeudamiento.

Opción 2: acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad

Para muchos autónomos, particulares y empresarios en situación de insolvencia la Ley de Segunda Oportunidad se ha convertido en la solución para poner fin al endeudamiento.

De hecho, es muy habitual que las deudas más importantes que acumule un autónomo o empresario sean las relacionadas con el cumplimiento de sus obligaciones con la Seguridad Social.

Así, la Ley de Segunda Oportunidad para los autónomos ha supuesto una liberación para recuperarse de un fracaso económico y volver a empezar de cero.

Puede que necesites parar un embargo de la Seguridad Social o deudas con Hacienda.

Pero también puedes deber dinero a proveedores, entidades bancarias o financieras, particulares o acumular deudas de la tarjeta de crédito.

Estos son sólo algunos ejemplos de deudas que se pueden cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad.

Con las novedades de la Ley de Segunda Oportunidad en vigor desde septiembre de 2022 cuentas con un aliciente mayor y es la posibilidad de cancelar hasta 10.000 euros de deuda con la Seguridad Social.

De esta forma puedes poner fin al embargo de la Seguridad Social y recuperarte para volver a comenzar de nuevo.

La Ley te permite cancelar también hasta 10.000 euros de deudas que mantengas con la Agencia Tributaria.

En el caso de que tu deuda con la Seguridad Social o Hacienda fuera mayor, el exceso sobre esa cantidad quedaría sujeta a un plan de pagos.

Lo más importante para poner fin al embargo de la Seguridad Social, cancelar tus deudas y comenzar de cero es asegurarte de cumplir los requisitos que exige este mecanismo legal.

Si los cumples, el segundo paso es asesorarte para valorar qué opción de las dos que ofrece la Ley de Segunda Oportunidad te interesa más:

➯ La exoneración definitiva con liquidación de tu patrimonio, incluyendo tu vivienda habitual.

➯ La exoneración provisional con un plan de pagos, que te permite conservar tu patrimonio, pero tienes que presentar a tus acreedores un planteamiento de pagos que debe cumplir los requisitos indicados en la Ley.

¿Tienes alguna duda?

¿Quieres asesorarte por un embargo de la Seguridad Social, te encuentras en una situación de endeudamiento y has pensado en acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad?

Todo esto y mucho más es lo que podemos hacer por ti en NO QUIERO DEUDAS, una firma legal que ayuda a personas como tú que pasan por un bache económico a liberarse de sus deudas, integrada por despachos de Madrid, Barcelona, Oviedo, Cáceres y Málaga, expertos en resolver situaciones de endeudamiento.

Puedes contactarnos para contarnos tu caso y te haremos una valoración gratuita y sin compromiso. Tus abogados especialistas en la Ley Segunda Oportunidad.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo.